Jun 28, 2016 in Artículos en ESPAÑOL, Diseño gráfico, Imagen corporativa y diseño de logotipos

Como diseñador de logotipos e imagen corporativa, siempre he defendido la enorme importancia que tiene el disfrutar de un buen diseño de tarjeta de visita.

He comentado en numerosas ocasiones que el impacto producido por nuestra tarjeta de presentación es de vital importancia en el actual “mundo del networking”.

Las tarjetas de visita han pasado de ser un mero elemento de contacto a una oportunidad de presentarse, expresarse y mostrar lo que desarrollamos y cómo hacemos nuestro trabajo.

Después de un intenso “networking”, una feria o congreso, intercambio de datos… lo más frecuente es que nuestra tarjeta de visita quede colocada en algún lugar del billetero, traspapelada entre folletos y catálogos o por encima de escritorios… así pues, encontrar la forma de destacar es una de las funciones primordiales de una tarjeta de presentación.


Ahí os van algunos consejos y valoraciones que podéis plantearos antes de encargar el diseño de vuestras tarjetas de visita:

1 — ¿Queremos realmente destacar con nuestra tarjeta?

Es importante valorar y entender bien a nuestro “target”, analizar si los receptores de nuestras tarjetas pertenecen a un sector atrevido y moderno, o son más tradicionales y conservadores. Los adjetivos anteriores son los que seguiremos para marcar las pautas del diseño de tarjetas, aplicando diferentes composiciones o diseños dependiendo del público objetivo. El punto y nivel exacto de esa creatividad es la clave para que el receptor entienda el mensaje, por ello en muchas ocasiones diseño una cara de lectura más rápida y limpia, contrastando con un dorso impactante, el cual pueda llegar a generar conversaciones con el receptor para explicar el diseño de la tarjeta, siendo ésta una buena excusa para exponer nuestros servicios o el trabajo que desarrollamos.

2 — ¿Qué información incluir en las tarjetas de visita?

Es una duda que me exponen algunos de mis clientes. Actualmente y gracias a internet, yo apuesto mejor por tener una tarjeta de visita directa y clara, sin llenarla de información, la cual se puede ampliar visitando el sitio web. Así pues, un diseño con los datos básicos sin bombardear a nuestros receptores es la mejor solución.

3 — ¿Qué tamaño deben tener las tarjetas de visita?

Una vez más… es mejor no arriesgarse. Los formatos estándar son de 55 x 85 mm (en vertical) o bien 85 x 55 mm (composición horizontal), es decir, las medidas de una tarjeta de crédito. Debemos tener presente la “practicidad” de nuestra tarjeta para llevarla nosotros, así como cuando ya la entreguemos a un potencial cliente. Os recuerdo que la impresión digital u offset siempre será más barata usando estándares.

4 — ¿Cuántas tarjetas debo imprimir?

Mi respuesta es siempre la misma: depende del tipo de negocio. Si eres un profesional autónomo o freelance no tendrás las mismas necesidades que las de un restaurante. En el primer caso, las tarjetas se entregan en mano durante networkings, visitas insitu… de manera bastante controlada, de tal modo con 250-500 unidades sería suficiente. En el segundo caso, las tarjetas se quedan en una recepción de un hotel o restaurante, se usan en el envío de cartas por correo ordinario… para citar algunos ejemplos de reparto masivo. Por supuesto, si se trata de una gran empresa o multinacional, sale más a cuenta hacer tirajes de más de 1.000 unidades.

5 — ¿Incluyo un código QR?

Aunque es una tecnología que todavía es un poco desconocida en nuestro país, es una buena opción para aportar información acotada a la tarjeta. Nuevamente este caso también es según gustos y necesidades de cada uno. La mayoría de mis clientes sí desean que les coloque un QR. Si todavía no tenéis claro qué es un QR y para qué sirve, podéis leer este artículo:

6 — ¿Cada cuánto cambio el diseño de mi tarjeta?

Depende de las profesiones y sectores es casi imperante el cambiar el diseño de las tarjetas de visita con cierta frecuencia, como en casos de diseñadores, arquitectos, emprendedor joven, en estos campos todo tiene una rápida caducidad.

7 — ¿Encargo las tarjetas en una imprenta online?

Sobre la cuestión, la cual me plantean muchos de mis clientes, debo aclarar que hay mucho a opinar al respecto.

La impresión solamente sí, sin problemas, siempre que sea una calidad mínima y en imprentas de confianza (podéis revisar las opiniones de sus clientes). Por calidad me refiero concretamente a impresión sobre cartulina de entre 350-400 gr, con plastificado mate a dos caras, por ejemplo.

El diseño no, por supuesto nunca va a ser lo mismo encargar las tarjetas en una imprenta online que solicitarlas a un diseñador gráfico freelance. Éste último, siempre que sea profesional, no usará plantillas pre-diseñadas, la composición será exclusiva y única, con una personalización 100% original y estrechamente relacionada con el diseño del logo o identidad corporativa.

Así pues, os recomiendo desestimar la opción de encargar los diseños + impresión de tarjetas a todas estas imprentas que han ido proliferando en los últimos años (algunas de ellas carecen de calidad y presencia). Pensad que vuestra tarjeta es personal, intransferible, os tiene que definir… sencillamente “presentar”, no querréis tener un vulgar diseño ¿verdad?


No olvidéis que podéis leer uno de mis artículos con precios del diseño de tarjeta, entre otras cuestiones, en el enlace siguiente: Diseño de tarjetas de visita: esenciales formas de presentación

Por supuesto, mis diseños de tarjeta los encontraréis en: Ejemplos de diseños de tarjetas creativas y personalizadas

Los 7 consejos para diseñar una tarjeta de visita perfecta

Comparte si te gusta, gracias | Comparteix si t'agrada, gràcies — ;-)